Nuestro reconocimiento a la labor realizada por propiciar la disminución más importante de víctimas por accidentes de tránsito de los últimos 22 años, (346 defunciones) lo que representa una reducción aproximada de un 18% en comparación con las ocurridas en el 2017 (422 víctimas).

El control y la fiscalización del tránsito terrestre es un elemento necesario para el sano desenvolvimiento de nuestra sociedad; toda vez que en la medida en que se disminuyen los siniestros viales, más hogares mantendrán sus seres queridos y se evitan externalidades que genera todo hecho de tránsito como lo son: luto, discapacidad, pérdida de ingresos familiares entre otras. 

La concientización a la población, las charlas y jornadas de educación vial, la exposición mediática del tema por parte de organizaciones de la sociedad civil y en especial de los medios de comunicación, así como la firme convicción de las unidades de la Policía Nacional, del Cuerpo de Inspectores, al igual que de entidades de emergencia y socorro, han dado sus resultados.
 
Del mismo modo la dotación de equipos necesarios para el cumplimiento de la misión de salvar vidas y el constante análisis de las motivaciones de los siniestros viales han contribuido con este descenso.

Esperamos que juntos como panameños, residentes y visitantes de nuestro hermoso país, nos empoderemos de las acciones de educación y seguridad vial para seguir avanzando.

Autoridad del Tránsito y Transporte Terrestre.