La entrega de volantes informativas para fortalecer los valores y actitudes orientados hacia la seguridad vial de conductores del transporte público y conductores de vehículos particulares, formó parte de las actividades que la Autoridad del Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT) realizó en conmemoración del Día del Conductor.

Esta campaña de concienciación fue desarrollada por el recurso humano que labora en las diferentes oficinas provinciales de la ATTT ubicadas en Bocas del Toro, Coclé, Colón, Chiriquí, Darién, Herrera, Los Santos, Panamá, Veraguas y Panamá Oeste.

La acción estuvo orientada hacer que los conductores particulares, comerciales y profesionales, tomen conciencia de la responsabilidad del vehículo que conducen y la obligación de velar por la seguridad de los pasajeros, los peatones y la carga que transportan.

Mediante la acción emprendida en las principales terminales de transporte del país, funcionarios de la ATTT les obsequiaban a los conductores material informativo con mensajes relativos a las normas de tránsito y transporte, con el objetivo de fomentar la seguridad vial y actitudes de respeto, que incidan en la prevención de los accidentes de tránsito en lugares y barrios con elevadas tasas de siniestralidad.

En la Ciudad de Panamá, el volanteo tuvo lugar en las vías de acceso a la Gran Terminal Nacional de Transporte en Albrook, en el corregimiento de Ancón.

Igualmente, entre las actividades programadas en celebración del Día del Conductor, las autoridades participaron en diversos medios de comunicación social con el interés de orientar a los ciudadanos en temas relacionados a la educación vial y para que adquieran valores viales, adopten medidas de seguridad que le permitan desenvolverse o conducirse de manera segura en las vías públicas.

Entre los principales mensajes brindados a los conductores se hizo énfasis en el debido cuidado que han de tener para evitar accidentes y la precaución para advertir de peligro a los peatones, a los vehículos impulsados por el hombre, movidos o impulsados por tracción animal, utilizando señales acústicas cuando sea necesario y, especialmente, cuando se observen en la vía niños o cualquier persona con aparente discapacidad. Iguales medidas de seguridad se deben adoptar cuando haya niños jugando en las inmediaciones de la vía.

En cuanto a los conductores de los vehículos de transporte colegial, la ATTT puso de relieve el deber de garantizar la integridad física de los estudiantes que son trasladados, especialmente en el ascenso y descenso del vehículo.  Se recomienda a los conductores que procuren que los pasajeros ocupen cada uno un puesto y bajo ninguna circunstancia se transporten excediendo la capacidad registrada del vehículo, ni se permita que éstos estén de pie.

La ATTT también recomienda a todo conductor portar su licencia de conducir al día, documento que podrá ser solicitado para su revisión por los inspectores de la ATTT y de la Policía Nacional, en cualquier momento y lugar.  De la misma forma, la licencia debe ser adecuada al tipo de vehículo que se conduce.