De acuerdo con la Dirección de Tránsito y Seguridad Vial de la Autoridad del Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT), un 25 por ciento de la señalización vertical instalada a nivel nacional por la institución, es robada, destruida o vandalizada cada año.

El encargado de esta dirección, Carlos Ayuso, explicó que en meses recientes se colocaron en diversas vialidades del país nuevas señales de tráfico de tipo preventivas, informativas y reglamentarias, que luego fueron robadas desde su base (segueteadas), mientras que en otras se llevaron las láminas de metal que expresan los señalamientos.

Adicionalmente, otras señalizaciones verticales han sido objetos de grafiti y dobladas, lo que supone un riesgo a los conductores, pasajeros y peatones, indicó.

Ayuso dijo que las señalizaciones regularmente son robadas por peatones y conductores que se orillan en la vía para llevarse los tubos y laminas, y en otras ocasiones son destruidas por el descuido de algunos automovilistas que manejan a exceso de velocidad o dan marcha atrás sin la debida precaución.

“Las señales reglamentarias de alto, límites de velocidad y sentidos de circulación en ocasiones son destruidas por automovilistas distraídos que chocan los tubos y se dan a la fuga”, expresó.

Puntualizó que se tiene previsto para el próximo año instalar y equipar nuevamente las señales viales robadas, destruidas o vandalizadas.

Ayuso apeló a la cultura ciudadana de todos los panameños y pidió que cualquier hecho de esta índole del que tengan conocimiento, sea denunciado ante la Policía Nacional, sus agentes policiales o supervisores de la ATTT, ya que es prohibido destruir, quitar o dañar los dispositivos y señales para el control de tránsito colocados en las aceras y las vías públicas. 

Según la Ley de Tránsito las personas que sean sorprendidas violando esta disposición serán conducidas a las autoridades del área jurisdiccional donde se produce el daño para que le imponga la sanción correspondiente.

En cuanto a la señalización por obras de construcción en diferentes calles y avenidas, el Director de Transporte y Seguridad Vial, manifestó que la normativa exige a las compañías constructoras encargadas de las obras a instalar conos de plástico, señales luminosas, cintas fosforescentes y cualquier otro elemento o dispositivo que indiquen que hay obstrucción o reducciones de carriles adelante o que deben disminuir la velocidad en determinado tramo vial.

Las señales viales, son elementos físicos empleados para indicar a los usuarios de la vía, la forma más correcta y segura de transitar por la misma.  Además les permite tener una información previa de los obstáculos y trayectorias alternativas que la vía ofrece.

Los usuarios deben conocer el significado de cada señal, acatar sus indicaciones y conservarlas, debido a que si estas no existieran o no fueran debidamente interpretadas el tránsito sería un verdadero caos.

DISPOSITIVOS PARA EL CONTROL DEL TRANSITO

Las señales viales de tránsito se clasifican en tres tipos:

  1. Reglamentarias: Son de forma cuadrada con anillos y líneas rojas con pictograma negro y  fondo blanco y tienen por objeto indicar al usuario en las vías las limitaciones, prohibiciones o restricciones sobre uso, y cuya violación constituye falta.
  2. Preventiva: Son cuadradas colocadas en forma diagonal de color amarillo con símbolo negro y sirven para advertir a los conductores de la existencia y naturaleza del peligro antes de llegar a él.
  3. Informativas: La mayoría tienen forma rectangular o cuadrada, fondo de color verde o azul y símbolos blancos. Tiene por objetivo identificar las vías y guiar al conductor proporcionando la información que pueda necesitar un automovilista sobre rutas, destino y lugar y servicio y turísticas.