Los controles de vigilancia y concienciación aleatoria y sorpresiva a los vehículos particulares y del transporte público en distintas áreas de la República se mantendrán, así lo aseguró la Directora de Transporte Terrestre de la ATTT, Jannette Ruíz, quien recalcó la importancia del cumplimiento de la Ley de Tránsito.

La funcionaria dijo que la institución ha puesto énfasis en la materia de inspección y seguridad vial, primero porque los conductores deberían mantener su documentación al día, y segundo, para que comprendan que cuando infringen el reglamento de tránsito, principalmente al rebasar los límites de velocidad, están poniendo en peligro su vida y la de los demás usuarios de la vía.

Ruiz exhortó a los conductores que insisten en circular a exceso de la velocidad permitida,  que respeten el reglamento de tránsito, porque ese comportamiento será sancionado por los inspectores de la ATTT y agentes de la Dirección de Operaciones del Transito de la Policía Nacional.

La reflexión surge a raíz de la detección de conductores que constantemente  incumplen y marcan la velocidad superior al límite, además de conducir por los hombros y en forma desordenada. 

La Directora de Transporte Terrestre explicó que todas las vías tienen límites de velocidad establecidos, con el único objetivo de que los usuarios de las mismas dispongan de las garantías de seguridad y fluidez.

“Ninguno de estos límites es fruto del azar”, señaló.  “Cada carretera es diferente y cada una justifica una velocidad de diseño distinta”, agregó la funcionaria.

Muy al contrario, según Ruíz, detrás de cada uno de ellos existe una serie de criterios técnico, como por ejemplo, la velocidad de diseño de una vía, los limites específicos, por ejemplo ante una curva, el grado aceptable de congestión, la demanda de trafico existentes y los tipos de vehículos que van a circular por ella, enumeró.

Adicionó que de todos estos criterios, uno de los más importantes es la velocidad de diseño de la vía, que definió como la máxima velocidad segura que puede mantenerse en condiciones favorables.

“Si una vía está diseñada para circular a 80 kms/h, toda velocidad superior rompe las condiciones de seguridad que se aplicaron para ella”, explicó.

De acuerdo a datos de la ATTT, los límites máximos de velocidad establecidos en nuestro país son 40 kms/h en calles y áreas residenciales, 60 kms/h en avenidas, entre 50 kms/h a 80 kms/h carreteras  multicarriles, 100 kms/h en carreteras nacionales.