La Comisión de Comunicación y Transporte de la Asamblea Nacional, dio continuidad a la discusión en primer debate del Proyecto de Ley No.193 que tiene por objeto establecer el marco legal, organizacional y técnico en materia de transporte de carga por carretera de todos los vehículos de motor, rastras o combinaciones de ellos, que circulan por las carreteras de Panamá, y promover las condiciones que incentiven la productividad y eficiencia del transporte automotor de carga terrestre.

Luego que la subcomisión encargada para analizar el tema logró consensos, se rindió recientemente el informe a la instancia parlamentaria, por lo que continúa la discusión a fin de evaluar propuestas que fortalezcan el proyecto de ley sobre carga por carretera.

El Director de la Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre Encargado, Rubén Chávez, dijo que el proyecto de ley data de un año y que fue retomado para mayor consenso, por lo que ha sido sometido a consultas con las diferentes asociaciones de transporte, aduanas y la Cámara de Comercio.

La ATTT –indicó Chávez- le da el apoyo al Proyecto de Ley No.193 de transporte de carga por carretera, ya que es muy positiva y existe buena disposición para lograr mayores consultas y consensos, por lo que se espera que después de los carnavales podría ser aprobado en primer debate.

Por su parte el diputado presidente la Comisión de Comunicación y Transporte de la Asamblea Nacional, Héctor Valdés Carrasquilla, aseguró que el sector transportista ha sido vulnerado por muchos años, ya que no cuenta con una legislación propicia y que la iniciativa es "es una ley noble”.

Agregó que no sólo se tiene que ver el tema del transporte desde el punto de vista local, ya que tiene incidencia internacional en la normativa concerniente a los transportistas que vienen a buscar cargas desde Panamá.

Añadió que se trata de un proyecto de ley que normará todo lo concerniente a temas comerciales, agraria, las disposiciones de vehículos con 5 a 10 años usados que se adquieren en el exterior y se traen a Panamá.