La Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT) inició hoy, en los estacionamientos del Estadio Rommel Fernández, la inspección correspondiente a los 3,269 buses colegiales que prestan el servicio a diferentes escuelas de la ciudad capital.

El director de Transporte Terrestre de la ATTT, José Félix Barrios, detalló que en la inspección realizada este lunes asistieron 164 propietarios y conductores de busitos colegiales y todos los vehículos pasaron la inspección.  Además, fueron aplicadas 50 pruebas antidoping a conductores de forma aleatoria, resultando todas negativas a consumo de estupefacientes.

La inspección que se extiende desde el lunes 13 al viernes 17 de febrero, en horario de 8:00 a.m. a 3:00 p.m. Estas verificaciones también se efectúan en las sedes provinciales de la ATTT de todo el país.

El funcionario explicó que el objetivo es fiscalizar que los autobuses del transporte colegial cumplan con las normas de tránsito y tengan las medidas de seguridad necesarias para que los alumnos sean transportados adecuadamente desde sus hogares a los centros educativos, y  viceversa.

Indicó que los vehículos deben cumplir con pólizas de seguro y pasajero vigente, registro único vehicular y certificado de operación, licencia adecuada, placa única de circulación y placa de certificado de operación, ambas colocadas en la parte trasera del autobús.

La verificación hizo especial énfasis en el extintor de fuego, triángulo de seguridad, cinta reflexiva y gato.

Además los inspectores de la ATTT revisaron que las llantas, puertas de entrada y de salida, así como motor y chasis se encuentren en buenas condiciones, entre otras medidas de seguridad.

Una vez concluya la inspección los que cumplan reciben la calcomanía de la ATTT que certifica que podrán circular.  Los que presenten algún fallo en los requisitos deberán subsanarlos, y podrán regresar a una segunda inspección antes del viernes 17.

Respecto a los que no cumplan y sean detectados circulando posterior al periodo de inspección, dijo Barrios, serán sancionados, y si no tienen los documentos en regla serán retenidos sus vehículos.

El funcionario añadió que los operativos de control y fiscalización se extenderán posteriormente a los centros educativos y en las carreteras para verificar que los vehículos se mantengan en regla.

La ATTT informó que a nivel nacional circulan alrededor de 5,243 busitos colegiales.

Lunes, 13 de febrero de 2017.