El  Presidente de la República, Juan Carlos Varela, designó al gobernador de la provincia de Panamá, Rafael Pino Pinto, como mediador en el conflicto surgido entre los transportistas de la ciudad capital.

En el encuentro realizado en la Gobernación de Panamá, participaron dirigentes transportistas, el director de la ATTT, Julio César González, y el gobernador, Rafael Pino Pinto, quien se comprometió a buscarle una pronta salida a “la crisis” en el servicio de transporte urbano de pasajeros.

A su vez, el director de la ATTT, apostó por llegar a un acuerdo con los transportistas, tras  reiterar, que no se  ha otorgado un solo permiso de operación a propietarios de “buses piratas”.

El “censo no es sinónimo de legalización”, solo se busca conocer cuántos hay circulando y el estado en qué se encuentran, por seguridad.

Finalizó señalando que una vez  procesados los datos del censo se darán a conocer y aplicarán “muchos correctivos”.